miércoles, marzo 28, 2007

Bajo un caballo alado

Mi trabajo a menudo es aburrido y monótono, pero de vez en cuando me da sorpresas y me encuentro en los lugares más insospechados.

Ayer fue uno de esos días.
Por la mañana me llamaron para que fuera a ver a un cliente de los importantes y allí me fui yo embalada. Cuando llegué tuve una reunión de esas que a mí me hacen pensar que la gente no tiene nada mejor que hacer. No sacamos nada en claro y perdí un montón de tiempo. Pero cuando me iba me preguntaron si conocía el edificio.
Se trata de uno de esos grandes edificios del siglo XIX que todo el mundo que haya visitado Madrid habrá visto alguna vez. Yo contesté que no y enseguida llamaron a Fabian para que me diera una vuelta por el edificio. Fabian debe de ser algo así como el ayudante del secretario del asistente del asesor de alguien no muy importante. Un tío muy majo y muy de andar por casa, lo cual después de una reunión absurda era lo único que me podía apetecer.

Cuando llevábamos vistos un ciento de cuadros, vidrieras, frescos y demás virguerías Fabian me miró y me dijo:

- Todo esto lo podrías ver cualquier día, está a la vista del público. Si quieres pasamos de esto y te enseño lo que realmente merece la pena.
- Vale.

Entonces nos metimos por una puerta que llevaba a una zona de despachos, la atravesamos y nos metimos en un ascensor, de ahí pasamos por varios pasillos y luego nos subimos a una especie de montacargas.
Yo empezaba a pensar en Tesis y películas similares. Fabian no parecía mala persona, pero yo estaba segura de que si me abandonaba allí no sería capaz de encontrar la salida en un año.
Después subimos por unas escaleras muy chiquititas y abrió una especie de tragaluz. Primero salió él y luego me dio la mano para que yo pudiera salir también.
De repente descubrí que estábamos en la azotea del edificio y que tenía medio Madrid a mis pies. Las vistas eran realmente espectaculares.

Fabian me hizo un recorrido por todo el perímetro del edificio hasta que llegamos a la zona de la fachada principal donde se encontraban unas esculturas de piedra de dimensiones desorbitadas. Y allí, bajo la escultura de un caballo alado de 15 metros había un sillón.

- Cuando me apetece pensar y evadirme del mundo suelo venir aquí.

- Esto sí es un lujo y no los áticos de mi barrio.

Nos sentamos y mientras nos fumamos un cigarro estuvimos hablando de esas cosas de las que se habla con un desconocido al que probablemente no volverás a ver y en un lugar al que jamás vas a volver.

- Sabes? Desde la primera vez que subí aquí este sitio forma parte de todas mis fantasías.

- Supongo que en tus fantasías no está a punto de ponerse a llover ni es mediodía.

- No, de hecho siempre transcurren durante el atardecer de cualquier día de verano.


- No sé qué tal será tu trabajo, pero sólo por esto creo que merece la pena.


- Desde luego no pienso dejarlo sin haber hecho realidad un par de cosillas aquí arriba.


Lo miré y me fijé que debajo de su camisa asomaba un tatuaje. Él se dio cuenta.

- No te gustan los tatuajes supongo.

- Pues verás, no me gustaban especialmente, pero desde que sigo a Michael Scofield debo reconocer que empiezan a formar parte de algunas de mis fantasías.


- Una pena que se vaya a poner a llover…


- Y que no esté atardeciendo…


- Y que no sea verano…


- Una pena…


- Sí, una pena…


Y ahora mismo no recuerdo si lo que pasó después fue real o forma parte de una de mis nuevas fantasías.

22 comentarios:

miroslav panciutti dijo...

- Una pena que el post se acabe ahí ...

- Sí, una pena

:) Besos

Amaranta dijo...

Y ahora podemos pensar o no podemos pensar en "cosas raras" como tú dices???? ;).

Shinobu dijo...

Qué mas da si lo que siguió fue producto de tu imaginación o no... el caso es que seguro que lo pasaste bien :P
Los días monótonos son lo peor, y cuando algún cambio los corta en seco no importa si es medio día o si llueve...

(Hace un tiempo leí tu blog y me gustó, por eso te comento ^^)

spargo dijo...

Con el bonito día de lluvia que hizo ayer en Madrid. No hay nada mejor que la lluvia.Además limpia el ambiente.
Caballos alados...en Madrid. Conozco dos sitios. Ministerio de Agricultura, el cual descarto. Aunque las vistas deben de ser impresionantes.
El otro es muy céntrico(Cerca de Gran Vía, Metro Sevilla). Sale en la película "La Comunidad". Esa famosa escena donde la vieja mal encarada de "Aquí no hay quien viva" luchaba por la maleta del dinero. Se que al menos en parte son oficinas del BBVA. Me inclino por este.
Yo también se lo que es "escaquearse" un poco del curro, subiendo a la azotea,buena vista,edificio céntrico, pero sin caballo alado, y relajarte fumando un porrito. Seguro que esta no era ninguna de sus fantasías.
Fijo que no hiciste nada. Apostaría dinero con total seguridad.
Salu2

Elena dijo...

Reich, como eres.. ahora no tendremos más remedio que imaginarnos cosas...

El ordenanza dijo...

Hola, soy el ordenanza de la empresa en cuestión, que se nombra en el post, y que no voy a desvelar su nombre para preservar los nuestros (aunque cualquiera puede imaginarlo, con la descripcíón del caballo). Sólo quería decirte que me encantó tu tatuaje Reich, espero volver a verlo... Un beso...hípico.

Sauce dijo...

madre ia que bonito,estas cosas son de las que no se olvidan y las que te hacen sonreir cuando las recuerdas.Disfruta de ese momento tan especial,aunque fuera mediodia y no fuera verano.
Un beso

la eterna buscadora dijo...

Jo, qué bonito... ¿Porqué dejas así el post? Ahora nuestras perversas y sucias mentes, tendrán que trabajar duro para intentar sacar algo en claro.
Por favor, dime qué edificio es, y si Fabian esá dispuesto a hacer fantasías conmigo (en una azotea o donde él quiera, porque con ese nombre........)

Zarem dijo...

Espero que fuera real preciosa.. ;-). Y si lo es.. la próxima vez que hablemos quiero "pelos" y señales, y tatuajes tb :-P.

K010T dijo...

Mi interesa la primera parte. Daria algo por haber podido estar ahi. Tengo especial predileccion por lugares como este que describes. Quizas sea por el vertigo que padezco ;-)

Un abrazote

Baby dijo...

O_O no nos puedes dejar asi... con lo curiosona (cotilla) que soy yo... y con la imaginación que tengo puedo pensar en cualquier cosa... pero sobre todo suena prometedor.

Anónimo dijo...

que morboooo... a mi tambien se me habria ocurrido hacer la misma locura, pero para ello hay que esperar que la otra persona este pensando en lo mismo que tú... aysss no seas mala y cuentalooo

Maik! dijo...

; )
Los áticos es lo que tienen.
Yo no tengo tatuajes, por cierto.

Boreal dijo...

Creo que lo mejor de este post pasa por sacar la conclusión de que sin duda nos quedan mucho momentos "sorprendentemente interesantes" por vivir.

Por cierto... ¿Me permites cerrar los ojos e imaginarme en esa azotea contigo? :P

Si alguna vez te apetece saber algo más de este nuevo "pretendiente azoteil"

http://boreal-bliss.blogspot.com/



Abrazossss

Mescalino dijo...

¡Campeonaaa!!! ;) Yo ya sabes que tengo una imaginación bastante "monotemática" con lo cual si me das la opción de imaginarme historias siempre voy a pensar lo peorrrr (bueno, o quizá más bien, lo mejor jejeje)

Me has recordado una bonita experiencia que tuve hace unos años en una visita a la capital con una amiguita en los jardines de cierto ministerio. Desde entonces por una extraña asociación de ideas, cada vez que me nombran a Álvarez Cascos tengo una erección.

Besos guapísima! (¡quien fuera ayudante de asesor de secretario! jejejeje) ¡Sé feliz!

Okzelui dijo...

Igual lo tuyo fue una realidad, pero todo el que te lea va a tener una fantasía.

Mañana voy a subir a la azotea del edificio donde trabajo, que está en todo el centro y es de los más altos a ver donde coloco un silloncito cómodo....

arabesque dijo...

hacía meses que no pasaba por aquí, y me siguen gustando más tus historias que cualquiero otro comentario que podamos dejar. Especialmente lúcida con el "podría..." . Será porque me gusta compartir la esperanza. Levanto una copa de oporto por tu salud y tu felicidad.

Adulter dijo...

Mereció ser real... :)

Anónimo dijo...

Pues yo esta historia la he leido en otro blog.
El tio ese debe de ser un hacha.

DANI dijo...

ja ja ja, eres capaz de urgar en las fantasías más escondidas de la gente...

Besos fantasiosos (o reales segun se mire).

Israel Robledo dijo...

Tengo que instalar un sofá urgentemente en mi azotea… Ja, ja, ja… Es broma… Bonita experiencia...

Saludos, Israel

Carmen dijo...

Sea fantasia o realidad, espero que lo hayas disfrutado.