jueves, enero 25, 2007

En brazos de un desconocido

Hoy ha sido uno de esos días que no se acaban nunca.

Me he levantado a las 5 de la mañana para hacer un viaje de trabajo y a las 8 de la tarde, cuando estaba en el aeropuerto esperando para embarcar, después de un durísimo día, mi cuerpo dijo "basta" y sentí que ya no tenía más fuerzas.

Me arrastré como pude hasta mi asiento en el avión y lo último que recuerdo antes de caer en un profundo sueño es que el piloto decía algo sobre un retraso en el despegue.

No sé cuanto tiempo llevaba dormida, pero repente, sentí que estaba en la gloria.

Entonces me di cuenta, medio dormida todavía, de que estaba apoyada en el hombro del señor que se sentaba a mi izquierda y él, al notar que yo empezaba a despertarme, me acarició el pelo y me dijo:

- Shhhh... tranquila, no hemos llegado todavía, sigue durmiendo.

Mi primera reacción fue incorporarme, pero mi cuerpo no me respondió. Seguí durmiendo apoyada en ese desconocido y dejándome acariciar el pelo hasta que aterrizamos.

Sé que hay días que el cuerpo te pide sexo salvaje con un desconocido... hoy he descubierto que los desconocidos pueden darte mucho más.

24 comentarios:

HSolo dijo...

Efectivamente, un desconocido puede regalarte flores, o ya no lo recuerdas? Se llamaba "impulso"

De todas formas, creo que deberías aclarar este post:
seguro que era un desconocido?
tiene blog?
a qué dedica el tiempo libre?
en qué lugar se enamoró de ti?

Besos

DANI dijo...

Ufff chica que prolífica últimamente, si que me he perdido cosas.

Respecto a lo que cuentas, quién dijo que el sexo tiene que ser necesariamente salvaje?? el sexo también puede ser dulce o ser dulce sin sexo no???

Pues eso un beso dulce.

Kotinussa dijo...

¡Qué cosas te pasan! A mí, en los aviones, quien me suele tocar al lado es un niño horrible y molesto, alguien que se levanta mil veces y da la lata para pasar, y gente así.

Marguerite dijo...

El cariño, el afecto está a un precio infinitamente más caro que el sexo y es bastante más escaso.

Por cierto ¿Cómo reaccionaste al despertar del todo? ¿Y cómo reaccionó desconocido al verse las babas en la chaqueta?

un beso

Cabeza Mechero dijo...

Momento tierno del avión... es una pequeña gran historia, si señor!

Un abrazo!

K010T dijo...

¿No sería piloto o controlador? Al cuello Reich, a esos al cuello. Hasta dormida les tienes que poner la correa. Je,je

Besotes

zarem dijo...

Aisss que tiennooooo!!
Y hoy me cuentas estas cosas??
Ayyy besikosssssssss!!!!!

brujito dijo...

Tierno instinto paternal...

Eritreo dijo...

^^
K bonito!

Afrodita dijo...

Y luego al despertar q ha pasado????? Si es q dejas las historias a medias!!
Besotes

Adulter dijo...

Tien'no.

En el principio, eran los desconocidos.. ;)

Mandril dijo...

Jejeje qué majo el tipo!

El otro día en el autobús ví a una chica que llevaba una carpeta con una especie de pegatina que ponía "Los desconocidos son amigos que aún no nos han presentado". Curiosa frase...


Un besazo enorme!

Missing dijo...

Más que en sus brazos acabaste en su hombro, pero vamos que con contacto físico al fin y al cabo, que es lo que cuenta!
Mi trabajo, aunque sea de camino a él, no suele unirme físicamente con los hombres, el que más se queja de lo mucho que odia las agujas, o me pide a gritos "algoparacalmarestedolorinfernal!!". Ya ves, suerte que tienes.
Un beso.

El Hidalgo Informático dijo...

La verdad es que da gusto "conocer" gente así.

Un gran detalle por su parte.

Un beso y espero que te hayas recuperado ya.

Tere dijo...

Me encanta vuestro blog.me he pasado un buen rato leyendo las entradas.
Un besico!!

marta marmota dijo...

A mí me pasó lo mismo en un autobús, pero no seguí durmiendo mientras me acariciaban, sino que me incorporé de un golpe mientras él decía "tranquila, que no pasa nada".

Manegu dijo...

Marguerite se me adelantó... te iba a preguntar qué pasó después... aunque pensando en el momento baba... has hecho muy bien dejándolo ahí :-)

juljul dijo...

A mi me paso la mismo en un viaje cruzando el atlantico, la chica creo que me aguanto unas 6 horas, la fiesta de despedida duro toda la noche y subi sin dormir al avion, la chica era coperante de una ONG, y se lo debio de tomar como su primera mision je je, el caso que guardo un recuerdo muy bueno de ella.

jul

Tamaruca dijo...

Qué entrada tan preciosa...
Me encantó

Un besico y a descansar :)

Akroon dijo...

Qué majete el hombre!
Yo creo que hubiera dado un bote al notar que me acariciaban el pelo... aunque claro, estando tan cansada, a lo mejor me hubiera dado igual!

Eso sí, lo peor, abrir los ojos al llegar y comprobar que le has dejado la manga llena de babas dormilonas...!! jajajjaja

Por cierto, me sumo a los que ya lo han preguntado... ¿y qué pasó después??????

Un besoooooooooo!

Rita Peich dijo...

Si, yo tampoco me quiero quedar con la duda. Cuenta, eres guapetón? Cómo era?

Yo últimamente, subir a un avión y quedarme dormida: todo es uno. En previsión de esto siempre intento hacerme con un asiento de ventanilla y un par de almohadillas de esas minúsculas para apoyarlas entre mi cabeza y la ventanilla. Normalmente me despierto cuando se me ha partido ya el cuello o cuando mis propios ronquidos no me dejan dormir ... pero nunca he tenido un despertar tan dulce en un avión ... pero no pierdo la esperanza (de eso y del upgrade a bussiness, que tampoco me lo han dado nunca) :D

FiFi dijo...

A mi eso no me puede pasar pq no creo que pudiera quedarme dormida jamas jauajaujaua... pero.. POR FAVOR!!

¿Quieres seguir la historiaaaaaaa? Y lo más importante.. ¿estaba buenoooo? jajaja

adriana dijo...

yo solo he ido una vez en avion y 10 minutos despues d contemplar la belleza del cielo me quedé frita, pero fue bonito lo que te pasó!

Sex Shop dijo...

Muy buenooooo!!!!