miércoles, enero 24, 2007

Armas de doble filo

Una de las cosas que siempre me han dicho y yo siempre he creído es que ser una persona imaginativa es una virtud muy saludable.
Yo, como casi todo el mundo, he ido perdiendo esa capacidad con los años, pero me gusta pensar que todavía conservo la suficiente para algunas cosas. Ya no soy capaz de imaginarme un mundo diferente y ponerme a jugar con juegos que no tengo, pero todavía puedo sorprenderme imaginado que algunas cosas pueden suceder aunque parezcan casi imposibles.
Creo que la imaginación es algo que todos debemos ejercitar y que perder la capacidad de ver cosas donde no hay nada es muy triste.


También creo que todo el mundo tiene derecho a expresarse libremente y dar su opinión sobre el tema que quiera. No creo que haya derecho a coartar esa libertad limitándola según la valoración que cada uno le pueda dar a la opinión vertida. Las opiniones no son más que eso, formas de ver las cosas, que podemos o no compartirlas, pero que no creo que debamos limitar bajo ningún concepto.
Cada cual es muy libre de pensar y expresar sus pensamientos, y al igual, cada uno es muy libre de valorar según sus criterios la opiniones ajenas.
No creo que nadie deba limitar este derecho porque, aunque las consideremos erróneas, todas las opiniones tienen un valor.


Otra de las cosas que no me gustaría que desapareciera nunca es la naturalidad, la ingenuidad y la inocencia para poder hacer o decir las cosas sin pensar en las repercusiones que puedan tener o en si todo lo que hacemos o decimos puede llegar a malinterpretarse.
La naturalidad de hacer lo que te apetece sin pensar en si alguien puede ser tan retorcido como para darle dos vueltas de tuerca y ponerlo en tu contra, no debería de extinguirse sólo porque de vez en cuando alguien pretenda hacerte sentir culpable de ser tan inocente.


En definitiva, que todo esto lo creo así, y aunque me lo pongan muy difícil y me cueste más trabajo, lo seguiré creyendo.

15 comentarios:

spargo dijo...

La inocencia e ingenuidad se van perdiendo irremediablemente con el tiempo. No se tu caso pero yo no soy el mismo de hace 10 años sin ir mucho mas allá. Desgraciadamente todo sea dicho. El cambio es a peor.La causa, las ostias que recibes que te hacen tomar tus precauciones. A veces demasiadas que te hacen ya ir a la defensiva. Por lo que veo a ti te sorprende que alguien actue egoistamente y se destape un poquito. Enhorabuena.
Por otra parte hay que tener cuidado con la imaginación, que deriva a veces en paranoia . No perdamos el sentido de la realidad.

El Hidalgo Informatico dijo...

En resumen no perder la imaginación, la libertad de opinión, la naturalidad, la ingenuidad y la inocencia.

Pues yo lo veo perfecto. Ahora que también algo muy difícil. Dependerá de la situación, y de todo lo que te va pasando. Y será difícil en ocasiones mantener todas ellas.

Sigue así. Un beso.

zarem dijo...

La imaginación tiene que estar al abrigo de los sueños, y hay que saber utilizarla. Mil besitos mi niña.

Jose dijo...

?

¿Falta la mitad del post?

?

Luna dijo...

A ver si consigues convencer a Hsolo de esto, y vuelve a escribir, se ha tomado todo esto a la tremenda...

Marguerite dijo...

OLE OLE Y OLE

Hace tiempo que averigüé que hagas lo que hagas nunca lloverá a gusto de todos, así que mejor hacer lo que nos dé la gana y que salga el sol por antequera.

¡Y qué más te puedo decir yo a tí niña! Si eres como mi alter-ego pero con muchas más pelotas y sólo un poco menos de poesía... pues que sigas teniendo tu par de narices, tu inocencia y tu imaginación intactas, que la vida son dos días y hay quien se contenta sólo CON MIRAR, pues que miren.

BESOS

H. dijo...

"La naturalidad de hacer lo que te apetece no debería de extinguirse sólo porque de vez en cuando alguien pretenda hacerte sentir culpable de ser tan inocente."

Voy a hacerme una bandera con esa frase.

juljul dijo...

Pues si mucha razon tienes, estaria muy bien nunca perder la inocencia.

Por que la propia vida nos hace rencorosos y desconfiados pero tambien la propia experiencia y esa inocencia perdida nos hace ser mas fuertes sobre los comentarios opiniones de gente que nos la trae al fresco o que no, me gustaria ser inocente si, pero yo particularmente antes sufria mas con lo que se decia de mi.....

Quiza en el termino medio como casi siempre este la virtud

el caso es que el post me ha gustado mucho.

besos

El Botxo dijo...

Comporto la opinión en expresada, aunque con matices.

Coincido en todo cuanto has dicho, salvo en esas circunstancias, con esas personas, que bajo el paraguas de que son muy sinceras, y de que siempre van de cara con todo el mundo, llegan a perder absolutamente el tacto, o incluso el respeto por los demás.

Un abrazo.

Mandril dijo...

Nunca debe perderse del todo la inocencia y la imaginación, aunque es muy difícil conservarlas intactas. Yo reconozco que a base de llevarme alguna buena hostia me he vuelto un poco desconfiado, pero creo que a pesar de que alguna vez nos podamos llevar pequeñas decepciones... la vida es más bonita si conservamos una cierta dosis de inocencia (uy qué cursi me ha quedado esta última frase jejeje)


No pierdas nunca tu espontaneidad. No cambies nunca tía. Un abrazo enorme.

Afrodita dijo...

Tal como están las cosas,es dificil no perder la inocencia... Pero al menos, lo q no hay q perder es la libertad de opinión!
Besots

Anónimo dijo...

Chapo!!

istharb dijo...

Estoy contigo, pero tambien creo que esa gente tan retorcida que hay por ahí, debería meterse la lengua en el culo, a ver si así le da gusto y deja de joder al personal.

Estamos de acuerdo de que todos deberíamos tener la libertad de opinar, que por desgracia, no todo el mundo la tiene. Pero las opiniones, según yo lo creo, deben ser además de libres, críticas, con sentido y sabiendo lo que se dice. No se puede opinar sin conocimiento de causa, y mucho menos, con la intención de hacer daño.

Pero bueno, supongo que es lo que tiene, que hay de todo como en botica.

Un beso

Chosen One dijo...

estoy "casi" de acuerdo con todo lo que dices, aunque todas las opiniones son validas no es etico opinar sobre todo :-D

Un besoooo Srta

Anónimo dijo...

Reich, fueron hermosas tus palabras,gracias. Los que no soportan ser contradecidos tienen miedo a la libertad de opinión.La inocencia es algo muy sublime pero aun asi es una de las cosas mas importantes que tenemos. Te saludo