miércoles, mayo 24, 2006

Mi castillo por los aires



Ayer hablamos otra vez. Mi fotógrafo preferido estaba en Génova. Desde el último post, el chico pasó por Belgrado, Sofía y Roma.
Ayer me mandó algunas fotos más de las que saca para sus reportajes. Muy buenas, si, pero en ninguna consigo encontrar nada que me demuestre que es quien dice ser, y está donde dice estar, y hace lo que dice hacer. Pero yo ya no podía más con esta desconfianza así que en cuanto vi la ocasión, le puse a prueba (¡¡que bruja soy!!).
Me mandó una foto, que ya me había mandado hace tiempo. Esto es bastante habitual. Una tiene sus fotos "enviables" guardadas en una carpeta llamada "helen match", donde solo hay fotos en las que sales estupenda. No es raro perder la cuenta de a quién le has enviado que foto.....
Cuando me la mandó por primera vez, me dijo que el de la foto era el, y que estaba en Madagascar. En la foto aparecía él, el mar, y unas rocas gigantescas de color rojizo. Una escena difícil de olvidar, pienso yo. Así que aproveché la ocasión, me hice la tonta, y le pregunté donde era esa foto. Me dijo que creía que era Venezuela, pero que no estaba seguro (mmmm.... empezaban mis sospechas).
Le comenté que ya me la había mandado, y entonces fingió acordarse, se empezó a poner nervioso, y empezó a decir que entonces debía ser Galicia... (mmm... aumentan mis sospechas).
Empieza a escribir frases inconexas....muchas exclamaciones, muchos "jajajajaja". No se que fue exactamente, pero se le notaba nerviosos, muy nervioso.
Entonces le dije que hiciera memoria, que esa foto se la hicieron en Madagascar. Intentó a cambiar de tema.
Pero yo, YA TENÍA MI PRUEBA.
Así que me decidí a comunicarle mi descubrimiento.
"No te creo" le dije. "No me creo tu historia".
"Entonces te deseo una buena noche" me dijo.
Y yo, toda digna, me despedí sin más.
Pero él no quería dejar el tema así. No se desconectó.
"Estás en tu derecho" me dijo. "A estas alturas no voy a estar justificándome por aquí."
A mi me suena totalmente a mentiroso descubierto. "Pero de todas formas eres sincera y eso lo agradezco, lástima que no sepas ver cuando los demas tambien lo son. Estaré ahí dentro de pocos días me guste o no" pues parece que algún día sí finalizaba ese viaje "y quizá un día me reconozcas o veas mi trabajo en algún lugar y entonces te enterarás que la confianza es algo que no debe ser puesto en duda constantemente."
Una reacción un tanto exagerada... ¿no creeis?
Me propuso acabar con este "drama virtual" y volver cada uno a su mundo.
"No te preocupes seguro que este sitio está lleno de oficinistas de los cuales es muy facil confiar......... y te sentirás mas segura" (en la frente)
Y ahí quedó la cosa, con un "ciao baby".
Y yo me quedé descolocada, con las mismas dudas que al principio (¿fotógrafo de guerra o funcionario manchego?) y no se si aliviada por haberme quitado el peso de decidir si creerle o no, si fiarme o no, si quedar con el o no, o chafada por no llegar ya a ser nunca princesa de ese castillo.
¿Algún oficinista por ahí?
Helen

3 comentarios:

despechadas dijo...

jjejejeje lo bueno es que no te mando la foto de la primera comunionnnnnnnnnn o de graduacion del instituto..jajajaaaaaaaaaaa
a a mierdaaaaaaa ese es un MENTIROSO COMPULSIVO.

BESOS

Surlaw dijo...

Yo soy astronauta.

Akroon dijo...

Mira, que le den.
Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo, y quien se pica ajos come, y cuando el río suena agua lleva, y mil otros refranes más.

Si el tío se picó tanto por algo tan normal como lo que cuentas, probablemente era que le habías pillado: mejor retirarse a tiempo con una frase perdonavidas en el aire que intentar convencerte de lo que fuera. Pedaso de cobarrrrrde!

Además, quién dice que un oficinista no pueda ser muy sexy, guapo, atento y todas esas cosas que busques tú???

Besos!