martes, mayo 23, 2006

Los malos malísimos

¡¡Cómo me gustan los chicos malos!!

Esos que te hacen rabiar, que te desesperan, que te sacan de tus casillas, que te hacen patalear como a una niña, que te hacen odiarlos con todas tus fuerzas y luego, sin más, se vuelven tan adorables que consiguen de ti todo lo que quieren….

Si, lo siento, sé que es contraproducente, sé que no es conveniente, sé que debería evitarlo… pero hay cosas contra las que no se puede luchar, cosas que hay que asumir y aprender a vivir con ellas lo más dignamente posible.

Y es que el mundo está lleno de malos malísimos, escondidos donde menos te lo esperas, agazapados esperando para cogerte desprevenida y hacer de ti la más desgraciada de las mujeres la mitad del tiempo y la más afortunada la otra mitad.

¿Por qué son así? ¿Cómo lo consiguen? ¿Qué extraño poder poseen para saber tocar la fibra que más te duele y la que más te gusta? ¿Por qué juegan a hacer equilibrismos sobre la fina línea que separa el amor y el odio? ¿Qué buscan? ¿Qué quieren? ¿Por qué no inventan una vacuna anti-malosmalísimos de una vez por todas?


Si eres malo malísimo y lees esto, resuelve mis dudas o lárgate sin dejar huella… tengo una facilidad pasmosa para colgarme por ti… y lo sabes!!


Reich.

5 comentarios:

Surlaw dijo...

Claro, y los pringadillos nos quedamos a la cola.

Jopelines.

Helen y Reich Buscando Novio dijo...

No surlaw, los "pringadillos" os lleváis a las buenas chicas, a las que tienen criterio a la hora de escoger...

Surlaw dijo...

Hay varias clases de pringadillo.

Helen y Reich Buscando Novio dijo...

Desde luego... y además están los que se pringan y los que no se pringan jamás!
Reich.

Anónimo dijo...

de nuevo mi personajillo encaja a la perfección con lo q describes ¬¬