lunes, febrero 05, 2007

En la guerra todo vale

Hace algunos años, una noche de verano en una pequeña ciudad poco veraniega mis amigas y yo nos fuimos al cine. Al salir del cine, atravesando el centro de la ciudad para irnos hacia casa vimos a "El hombre".

"El hombre"
era un chico que se había ido a vivir a la capital cuando éramos unos adolescentes y que, justamente ese día, había vuelto por su ciudad natal de visita.
Los años de ausencia habían convertido a un niño mono de instituto en "El hombre", el tío más guapo que veíamos en muchísimo tiempo.

Mis amigas y yo nos miramos y sin mediar palabra cambiamos de planes y nos metimos en el mismo bar que él.
Ninguna de nosotras lo habíamos conocido personalmente lo suficiente como para saludarlo, así que tuvimos que trazar un plan:

- Hay que hablar con él como sea.
- Vale, yo me camelo al amigo, creo que fuimos compañeros de clase en 4º de EGB.
- Ok, en cuanto el chico haga memoria y se acuerde de ti, nos presentas a todas.
- Hecho!

Así fue, una de mis amigas saludó al amigo de "El hombre" y en menos de 2 minutos estábamos las 4 integradas en el grupo.
Empezamos una serie de conversaciones triviales hasta que una de mis amigas se empezó a dar cuenta de que "El hombre" era sólo uno, y que nosotras éramos 4.

- Tiempo muerto, chicas, al baño!

Hicimos una típica reunión de aseo para aclarar las reglas del juego.

- Sólo va a estar aquí una noche... es hoy o nunca.
- Ok, en la guerra todo vale... que gane la mejor!

Y empezó la guerra...

Creo que pocas noches 4 mujeres han estado tan espléndidas como nosotras aquella noche. El ingenio agudizado, la sensualidad a flor de piel, la simpatía radiante y lo mejor, las puñaladas traperas que, disimuladamente, nos lanzábamos las unas a las otras, sin el más mínimo reparo.

Fue tan divertido que nos daba una pena horrible que se acabase la noche, así que una de mis amigas ofreció su casa para ir todos a desayunar.

Las horas pasaban y aquello parecía que no iba a tener final.

- Son las 10 de la mañana... en mi casa me matan.
- Pues vete...
- Ni de coña!

"El hombre", además de ser extremadamente guapo, era encantador y en ningún momento se dio por aludido ni parecía enterarse de todo lo que sucedía a su alrededor, pero su amigo debía de estarlo pasando igual o mejor que nosotras.

Como a las 12 de la mañana, cuando nuestras caras ya daban más pena que otra cosa yo decidí jugar mi última baza.
Hice algo que sólo "El hombre" y yo sabemos, me levanté y dije:

- Me voy.

Acto seguido él se levantó, le pidió el coche a su amigo y se ofreció a llevarme a casa.

Lo que pasó a partir de ahí fue genial, pero nada comparado con ver la cara que se les quedó a mis amigas y mi satisfacción por haber ganado nuestra única guerra.

Hoy me ha parecido verlo por la calle, pero sin mis amigas, la cosa pierde mucha gracia.

22 comentarios:

Beluka dijo...

Esa reina!
Una amiga y yo vimos a "el Hombre del Aura"... quen o pillara! Pero no llegamos a tener la oportunidad de luchar, aunque hubiese molado.
:*)

Mescalino dijo...

Pues... la verdad es que normalmente no creo ser demasiado cotilla pero esta vez me dejas muerto de curiosidad por saber qué coño hiciste para que el hombre se viniera contigo. ¿No nos das una pista? (piensa que mi imaginación es realmente maquiavélica y en caso de duda siempre voy a pensar lo peor de lo peorrrr jejejejeje)


Por cierto... vaya aguante, yo a partir de las 7 de la mañana ya puede estar Elsa Pataky por ahí que me largo a dormir (soy así de gilipollas)

Un besazo, Campeona!!

Anónimo dijo...

Jajajaja

Joé Reich! Eres mi heroína... yo lo hice una vez, lo de decir "esto es la guerra" pero perdí... menudos dos añitos que vinieron después...

Desde entonces soy una tía muy pacífica

brujito dijo...

Mi estupor no deja de crecer cada día que veo los alardes aquí mostrados acerca del comportamiento de la perfecta meretriz.

El Hidalgo Informatico dijo...

4 tías lanzándose puñaladas traperas por el tío ese. Eso debería haber sido grabado y mandado a la tele! Seguro que de ahí sacan un reality show! jajaja.

En la guerra todo vale! :D que bueno. En fin, enhorabuena a la campeona.

Un beso.

Amaranta dijo...

Me has recordado algo muy similar, éramos tres amigas y estábamos de vacaciones y había un chico que extrañamente (nunca se había dado el caso, teníamos gustos diferentes) nos gustaba a las tres. Era bastante gracioso ver como en el amor como en la guerra todo vale. Pero no contamos con un elemento incordiante que compartía piso con él. Pero fui muy divertido.

DANI dijo...

muaajajjajaja ja ja ja que bueno, como soys las mujeres ja ja ja. Yo creo que los hombres "a veces" y sólo "a veces" somos algo más corporativistas ja ja ja.

Aunque alguna que otra batallita lidiamos o lidiábamos perdón ja ja ja.

DANI dijo...

Ay se me olvidaba, una cosa es cierta, cuando éramos jóvenes lo peor de la noche no era "no ligar" sino que lo hiciera otro ja ja ja

sito dijo...

Me uno al grupo de los perdedores de guerras. Tras dos batallas perdidas me dí cuenta que la mejor manera de ganar las guerras es adelantarse e iniciar la lucha sin declararlas :)

Es lo que posteriormente se bautizó como "guerra preventiva". A mí me funcionó :)

Me encanta este blog.

Baltasar Aceno dijo...

Tu post contesta por mí a uno de HSolo que se preguntaba por qué resultaba más atractivo al tener novia... por el gran instinto de competitividad entre las mujeres.
Creo yo, claro.
Beso

siemprepierdo dijo...

Estoy de acuerdo con Dani en que las mujeres para el rollo tio son mas competitivas que los tios,,, en mi grupo se dice que si triunfa uno triunfa el equipo, eso si a cambio hay que contarlo todo.

besos

MARÍA dijo...

Qué hiciste,que no ninguna de tus DOS amigas se dió cuenta????
Eso es jugar sucio!

istharb dijo...

jajajaja, que divertidas eran esas "guerras" me encantaban, era mejor la guerra en si, que ganar

Un saludo

HSolo dijo...

Yo sé!
yo sé!
yo sé!

en el momento en que dijiste "me voy"... te fuiste meneado el culete!!!!

besos

Elvira dijo...

Te pediría que me aclares que hiciste, cual fue la señal que le enviaste, pero usando mi imaginación, pueda que hasta descubra una nueva teoría.

Un besote

Afrodita dijo...

Pero q hiciste para q él se ofreciera a llevarte??? Le dijiste q estabas muy cansada, q tu casa quedaba lejos y q no tenías coche ni dinero pa un taxi???
Besotes

Anónimo dijo...

Miras las noticias, él estás presionando tan. deseo que me demostrarían algo hacerme sonrisa de vez en cuando.

La Araña dijo...

Así que de esas cosas hablais cuándo vais en manada al baño... interesante ;D

Jose dijo...

Vuelve el hombre. Parece un anuncio de colonia :D

zarem dijo...

Oye...... donde está mi comentario?? me has censurado?? Bruja!! Como sabes reconocer a una "ganadora" Eh?? jajajaja. (De verdad que puse un comentario.. se ha borrado).

Manuel Gómez dijo...

En serio las mujeres sois tan perras? No me lo puedo creer. Una cosa, ¿por qué siempre ganas tú? Claro es tu blog, es tu sueño, que preguntas tengo.
Espero que la fiestecita bien... grrr.. ya sabes...
Beso

Gadex dijo...

illa felicidades, jeje, yo no me pregunto que hicistes para ganar el premio, estoy segura que él desde el principio ya habría localizado su objetivo y tendrías que haberla cagao mucho pa que cambiara de rumbo...
esa es la explicación que a mi me vale, son simples...