sábado, diciembre 02, 2006

Frivolizando

Ayer fuimos a comer un grupo numeroso de compañeros de trabajo y antes de que nos sirvieran el primer plato uno de los chicos de la mesa anunció que iba a ser padre. Cuando le preguntamos qué le apetecía más si la niña o el niño nos contestó:
"Me da igual, yo sólo quiero que esté sano y que si es niña sea guapa y si es niño inteligente".

En cuando terminó la frase supe que ya no hablaríamos de otro tema durante toda la comida, y así fue.

Yo siempre he tenido la manía de entrar al trapo en este tipo de discusiones, pero ayer me encontraba yo con pocas fuerzas y decidí esperar a oír los distintos argumentos para dar mi opinión al respecto.

Me pareció curioso que las más guapas y los menos inteligentes (bajo mi punto de vista) estuvieran en contra de esa elección y las menos guapas y los más inteligentes (bajo mi punto de vista) estuvieran a favor. Y me pareció muy curioso también que algunas se ofendieran por decir que la belleza femenina abre muchas más puertas que la masculina, mientras que ninguno se ofendió por decir que la inteligencia masculina abre más que la femenina.

Es obvio que el futuro padre no se había puesto en el caso de tener que elegir entre una niña guapa y tonta y un niño listo y feo, pero sí en el caso de que si tuviera que sobresalir alguna de esas dos virtudes, las preferiría así repartidas.

Después de un buen rato callada escuchando muchas tonterías el chico me preguntó:

- Reich, ¿Y tú qué piensas?
- Que tienes suerte, porque si es niña tú creerás que es la más guapa y si es niño creerás que es el más inteligente.
- Eso seguro, pero tú por qué preferirías llamar más la atención ¿por tu belleza o por tu inteligencia?
- Preferiría ser lo suficientemente inteligente como para llamar la atención por mi belleza o lo suficientemente guapa como para llamar la atención por mi inteligencia.

Entonces nos puso en el caso de que nos diesen la opción de elegir entre tener más inteligencia o más belleza... Y toda la mesa, sin excepción, eligió tener más belleza.

Tiene gracia que todo el mundo esté tan conforme con la inteligencia que ha desarrollado y sin embargo casi nadie esté nunca conforme con el físico que le ha tocado.

¿Será que en el fondo somos todos bastante tontos?

29 comentarios:

SrLobo dijo...

Un chico que sólo es guapo, se puede ganar la vida hasta una determinada edad, en cuanto comienza a fallar el físico no tiene nada que hacer, en cambio, a una chica guapa le dura mucho más tiempo el don, porque aunque se le vaya notando el paso del tiempo, puede vivir de las rentas.
Yo elegiría inteligencia, si solo se pudiese tener una cualidad.
Por cierto, por la hora del post de hoy, terminaste muy pronto la cena.

Slogga dijo...

Yo no creo q seamos tontos, sino orgullosos, tenemos la idea de que la inteligencia se cultiva, se puede desarrollar, por ello si dijeramos que queremos más de la que tenemos nos estams insultando (o al mens eso sentims inconscientemente), mientras que el fisico es algo impuesto, por asi decirlo, nos viene dado, no tenems esa sensacion de estar llendo contra nosotros mismos.
En fins es solo una opinion :D
Saludos

H. dijo...

A mi lo que me parece que no tiene un pelo de tonto es este post.
Con un físico normal voy que me mato, yo pediría el doble de inteligencia, sin duda.

HSolo dijo...

Partiendo de que, para mi, la belleza tiene límite (en el lado femenino está en Charlize Theron, jeje) y la inteligencia no... quiero más de lo segundo.

Besos

Zarem dijo...

La belleza puede trabajarse, incluso "aparentarse", la inteligencia tambien.. pero es mucho más dificil.. creo que tus opiniones coinciden con las mias.. sobretodo en que al nuevo padre le parecerá su hijo el más mejor ;-). Besos

Mandril dijo...

A ver... es que pasa una cosa. La belleza está más a la vista y es más objetivable. Si mañana sentamos a Brad Pitt y al feo de los Calatrava y les ponemos a hablar sobre macroeconomía, literatura clásica y política internacional durante dos horas, seguramente todos discreparíamos sobre quién es más inteligente de los dos (sería opinable) pero todos alcanzaríamos un rápido consenso sobre quién es más atractivo (igual que si sentamos a Paz Vega contra la Duquesa de Alba, vamos).



Por otro lado, todos solemos tener la percepción de que nuestra particular visión del mundo es la correcta. Cuando discutimos con alguien sobre política, sociedad o relaciones humanas difícilmente solemos cambiar de opinión, como mucho respetamos los argumentos del otro, pero interiormente seguimos convencidos de que el equivocado es él y los listos somos nosotros. En cambio todos hemos envidiado alguna vez al guaperas que con una simple sonrisa se lleva de calle a la chica que nos gusta mientras nosotros si queremos llamar su atención tenemos que hacer el pino a una sola mano durante dos horas en lo alto de la Catedral.


Un besazo enorme Reichi!!

Missing dijo...

Qué rara una que conozco que siempre dijo que no quería tener hijos ni muy listos ni muy guapos, según ella ambas cualidades dificultaban un desarrollo normal del niño, lo más fácil para sobrevivir es estar "en la media".
Otra opinión más, diferente, pero tan sólo una más.
Besos.

DANI dijo...

Reich tengo que reconocer que me he quedado con la boca abierta al leer esto de: "Preferiría ser lo suficientemente inteligente como para llamar la atención por mi belleza o lo suficientemente guapa como para llamar la atención por mi inteligencia".

Joder lo has clavado!!!!

PD: Eso sí, para mí, mi Gabi es la guapa y a la vez más lista del mundo ja ja ja.

Un beso boquiabierto

K010T dijo...

Enorme.

Que somos todos cada vez mas tontos seguro.
De hecho, creo que tiene mucho que ver, el hecho de que la inteligencia no nos la pueden vender en El Corto Ingles o en Corporación Antiestética.

Afrodita dijo...

Yo creo q todo esto de q queremos ser más guapo viene por culpa de la sociedad en la q vivimos q nos ha hecho creer q es mucho más importante el aspecto físico q la inteligencia!
Besotes

Titobeno dijo...

Hay quien dice que cuanto más inteligente se es más difícil es ser feliz. Tambien alguien se preocupó de hacer un estudio sobre el hecho de que los más bellos son los más felices.

Pareciera que ser tonto/a y guapo/a es una garantía de felicidad.

Sauce dijo...

yo mi hija quiero que sea lista pero no en exceso, lo suficiente pa que no la toreen pero no tanto como para destacar, y con el fisico igual, lo suficiente pa no sentirse fea pero no para destacar, aunque eso es casi imposible

MLorena dijo...

pues como dice el refrán.. no hay mujer fea, sino mujer mal arreglada..opto por la inteligencia.

saluditos.

Maik! dijo...

La inteligencia no se ve en un espejo. Por eso todo el mundo cree serlo.

Jose dijo...

Esas dos cualidades no valen para nada. Y no es algo que despierte la admiración entre los demás.
Dinero. El dinero si que es la cualidad universal.
Guapas hay a montones e inteligentes ¿quien se interesa por los físicos nucleares? Salen en la tele como bichos raros.
Los caraduras que viven de gorra o los ricos son los que despiertan la admiración. Todo lo demás es hipocresía, que queda bien cuando tomas unas copas pero nada más.

Adriana dijo...

Ya lo decía Descartes: "el sentido común es la cosa mejor repartida... porque todo el mundo está conforme con el que tiene, y no aspira a más" Así que todos prefieren belleza y no inteligencia.
Salud!

El Hidalgo Informatico dijo...

Yo no opto por ninguna de las dos. En mi opinión, me quedo con la primera apreciación de que esté sano.

La inteligencia se desarrolla conforme el niño/a va creciendo, por la manera de educarlos, de las ganas que le generemos al niño/a por aprender, porque se interese por las cosas que debe interesarle.

En mi opinión la inteligencia va ligada a la educación que tenga ese niño/a. Tendrá más o menos capacidad, pero dependiendo de la educación, será él mismo el que opte por ser inteligente.

En cuanto a la belleza que decir... si para los padres sus hijos serán siempre los más guapos del mundo. Sin ir más lejos mi madre me lo dice a mi todos los días, jajajaja. Así que por eso no hay que preocuparse.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Ambas cualidades son deseables, el problema surge en los extremos, tener mucho y/o carecer demasiado de ellas ... (sin contar el modelo de referencia que cada cual usa para valorar estas cualidades).

Una malsana y un tanto estúpida curiosidad: nunca he oído a un amigo decir antes de conocer a una mujer que es demasiado guapa para él, pero sí a una amiga decir "demasiado guapo, no es mi tipo" ¿?.

Teniendo en cuenta que a un hijo se le quiere sea guapo, feo, tonto, inteligente o cualquier combinación de ellas, puestos a elegir yo prefiero que tenga suerte.

Anónimo dijo...

Es un poco absurda la discusion...

Que una chica sea guapa no garantiza su felicidad (la suerte de la fea...) pero hay que reconocer que la vida le resultará muuucho mas fácil.

Igualmente que un chico sea inteligente no garantiza su felicidad (para nada, incluso puede ser al contrario) pero si que le puede permitir estudiar y tomar decisiones mas acertadas.

spargo dijo...

Dicen que la mejor repartición que hizo Dios fue la inteligencia, porque todo el mundo cree tener bastante. Lo que se dice en el blog ratifica esta afirmación.
Por otro lado las personas mas felices que conozco son los deficientes mentales. Trabajo con ellos, asi que se lo que me digo. Dicen que para ser feliz hay que ser tonto o hacerselo. Algo de verdad hay aquí también.

Tamaruca dijo...

Detesto las discusiones acerca del aspecto físico, me ponen de mal humor.

Creo que la belleza es algo totalmente subjetivo y que no tiene nada que ver con una imagen absurda retocada con photoshop que me vendan en cualquier revista.

Y nunca se es lo suficientemente inteligente.

Niña dijo...

Yo creo que la inteligencia te abre muchísimas más puertas que la belleza. Si tienes belleza pero poca inteligencia para saberla usar de nada sirve. Además la belleza es efímera, mientras que la inteligencia se va alimentando con el tiempo.

besos

Elvira dijo...

Siempre he creído que siendo muy inteligente puedes ser suficientemente bella. En cuanto al tema del retoño:

"Teniendo en cuenta que a un hijo se le quiere sea guapo, feo, tonto, inteligente o cualquier combinación de ellas, puestos a elegir yo prefiero que tenga suerte"(Duczen).. muchísimo éxito, y que siempre intente ser feliz.

Besos

Chosen One dijo...

tontos no!! somos una panda de piiiii.... piiii!!! me lo han censurao!! jajaja

Un beso srta guapa e inteligente

Anónimo dijo...

la gente que piensa asi deberia andarse con cuidado. Ya son muchos los hombres que saben que solo por su inteligencia no triunfan y muchas mujeres que han descubierto que su belleza solo les permite alcanzar ciertas cosas.
Aqui hay que comenzar a compensar ambas cualidades, independientemente del sexo que se tenga.
yo me quedo con las dos, hacen una combinacion muy buena, aunque a la hora de desear cualidades o virtudes en mi hij@ optaria porque fuera una persona con un corazon bondadoso, generoso y honrado, valiente y con gran capacidad para amar, porque eso si que da la felicidad.
Felicidades por el blog me tienes enganchadisima...

yahoraquebonita dijo...

La inteligencia es mas util, abre mas puertas y posibilidades, la belleza puede incluso entorpecer

Asi q yo lo tengo claro

Un besazo niña

Pete Vicetown dijo...

El más inteligente de un pueblo (también era el más feo) se caso una vez con la más guapa (también era la más tonta) con el fin de que sus hijos salieran tan guapos como su madre y tan listos como su padre. Tuvo mala suerte.
Sus hijos salieron tan tontos como la madre y tan feos como el padre.
Quizá en el fondo no fuera tan listo.

Marguerite dijo...

Bueno... para ser absolutamente reales hoy por hoy todavía la inteligencia se valora menos que la belleza.
Snifs ;)))

Anónimo dijo...

Frivolizando, frivolizando... ¿qué tal si nos apuntamos al día del orgasmo mundial? ¿Flipa, eh?