sábado, noviembre 18, 2006

¿Te he preguntado?

Me fascina lo mucho que a la gente le gusta responder a preguntas no formuladas. Yo, normalmente, si quiero saber algo lo pregunto. Pero si no lo pregunto suele ser porque me imagino o conozco la respuesta, y no necesito oírla, o porque la respuesta no me interesa.

Yo nunca he entendido preguntas del tipo "¿me quieres?", "¿te gusto?", "¿te ha gustado la comida que te he preparado?", "¿me volverás a llamar?"....
Generalmente son preguntas que tienen una respuesta, pero yo jamás se las haría a nadie. En el mejor de los casos, si la respuesta es la que tú quieres oír, lo lógico es que lo sepas de antemano, y si no es así, lo más probable es que la respuesta no sea la que tú quieres oír, con lo cual, ¿para qué coño preguntas? ¿qué necesidad tienes de oír algo que no te va a gustar? o peor... ¿qué necesidad tienes de poner en un compromiso u obligar a nadie a mentir por no herirte?

Y al igual que no me gusta hacer esas preguntas, tampoco me gusta que me las hagan. Generalmente digo lo que pienso, y cuando no lo digo lo intento demostrar, con lo cual, si a alguien le quedan dudas al respecto será que la respuesta no está definida todavía y agobiar buscando esa respuesta no creo que sea lo más acertado.

De todas formas, lo que más me cuesta entender es que alguien se empeñe en contestar a una pregunta que yo no le he hecho.

Yo mantuve una relación muy poco trascendental con alguien que pecaba justamente de eso, de creer que la sinceridad era responder a preguntas que no existían.
Recuerdo que una noche me dijo:

- Reich, tenemos que hablar.
- ¿Qué ocurre?
- Quiero que durmamos juntos esta noche, pero antes tengo que decirte algo.
- ¿Qué?
- No estoy enamorado de ti.
- Lo sé, puedes estar tranquilo.
- Ya Reich, pero es que no quiero hacerte daño.
- Lo sé, no te preocupes.
- ¿Cómo no me voy a preocupar? Me jodería muchísimo que sufrieras por mi culpa.

La relación se acabó aquella misma noche. Y no porque él no estuviera enamorado de mí, que eso yo ya lo sabía, no porque yo corriese el riesgo de que me hicieran daño, que no era el caso, sino porque a veces, decir en alto cosas que se saben, pero que se mantienen en silencio, lo estropea todo.
Porque después de decirle a alguien que tú tampoco estás enamorada de él, que no tiene capacidad para hacerte daño y que no podría hacerte sufrir aunque lo intentara, hace que desaparezcan las ganas de cualquier cosa.

No soy muy defensora de las mentiras piadosas, pero creo que los silencios piadosos sí son recomendables en determinadas circunstancias.

Y cuando alguien me dice, "Iba a llamarte, pero..." yo suelo contestar: "¿Te he preguntado?".

22 comentarios:

Zarem dijo...

Estoy de acuerdo contigo... yo sólo hago una de esas preguntas, lo confieso.. es esa de.. ¿Me quieres? Pero suelo hacerlo en plan coña y a quien sé que me quiere, en realidad mi chico siempre que pregunto me contesta: no y me encanta.. rara soy eh? jajaja.

Sauce dijo...

yo lo de preguntar solo lo hago cuando cocino, pero lo que no me gusta es que me den explicaciones de más"me voy a enrrollar contigo pero slo hoy porque tngo novia"pues ya la jodiste mari porque no m mola ser la otra y nadie te ha preguntado. Si lo que dices no va a mejiorar el silencio, entonces callate
Un besote

prynzeza dijo...

Te ha faltado la tipica pregunta de "¿Estoy guapa?" cuando te has pasado 3 horas haciendo una reparacion de chapa y pintura que ni los restauradores del Louvre. Para lo cual tampoco hay respuesta adecuada porque diga lo que diga el preguntado va a quedar fatal.

Un besote sin preguntar si lo quieres

Mandril dijo...

Delicado tema este de las preguntas... reconozco que en alguna ocasión yo he metido la pata por preguntar demasiado y sobre todo... por pedir permiso para todo. De hecho estoy convencido de que he perdido más de un ligue simplemente por pedir permiso demasiadas veces en vez de ir más directo al grano, me has hecho recordar algunas historias con este post jejeje.


Un besazo!!

Joe dijo...

Yo tengo el vicio de responder sin que pregunten, o de dar mi opinión/consejo/advertencia, en esto de los blogs. Un claro ejemplo es mi comentario a tu post anterior. Qué se le va a hacer, entrometido que es uno. Es que aquí lo de los silencios piadosos no es aplicable, aunque también los comprendo y los defiendo.

Saludos.

P.D.- Gracias por tu comentario, es el tipo de halago que no recibo a menudo.

Reich dijo...

Joe... no hablo de los comentarios, que digan lo que digan, me gustan.

Y cuando no me gustan, me aguanto!

Un beso.

Missing dijo...

Silencios piadosos... siempre he sabido que existían, los he utilizado (muchísimo), me han salvado de muchas situaciones embarazosas, me han aliviado... pero no sabía su nombre, cómo se llamaban esos momentos tan útiles, imprescindibles muchas veces. Grcais por aclarármelo.
Besos.

Afrodita dijo...

Muchas veces es mejor vivir en la ignorancia! Soy de las q piensa q hay ciertas preguntas q son incómodas, cuyas respuestas pueden ser más incómodas aún... Así q es mejor no saber, por lo tanto, mejor no preguntar!
Besotes

DANI dijo...

De verdad que no entiendo que aún busques novio ja ja ja, pero si eres la chica perfecta!!!

¿un beso?

Amaranta dijo...

Pues un chico muy prepotente, no sé por qué hay gente que piensa que los demás están coladitos por sus huesos y que ellos son los que tienen la posibilidad de hacer daño. !!!Qué sabrá él si es él el que se enamora perdidamente de ti después de conocerte y es él el que sufre al descubrir que tú solo lo querías para algo menos trascendental!!!. Este hombre no tiene ni idea de qué es la sinceridad, la sinceridad empieza primero con uno mismo. Si yo no pretendo hacerle daño a alguien lo que hago es poner atención para saber si esa persona está enamorada de mi (eso se sabe no hace falta que te lo digan para percibirlo) y si es así con retirarse tiene bastante. Este tipo de acciones es de lo más absurdo....es como si te dijeran mira bonita yo no te quiero hacer daño, pero te quiero pegar un tiro con esta pistola, te lo advierto porque no quiero que sufras, no quiero hacerte daño.....el que no quiero hacer daño no lo hace simplemente que no somos crios.

Anónimo dijo...

Yo creo en la sinceridad ante todo, nunca tengo nada que ocultar, otra cosa es insistir en decir que no te quiere alguien que se ve a meter en la cama contigo, sobra...

Anónimo dijo...

Mejor un buen silencio que una mala excusa, sin duda.

Anónimo dijo...

Cuando dos personas no quieren lo mismo inevitablemente se causa o recibe daño, pero es muy diferente dependiendo de como te comportes. Yo prefiero la sinceridad aunque lo pases mal, entre otras cosas por lo menos duermo tranquilo.
Yo no hago preguntas y cuando las he hecho es porque la otra persona quiera que se las haga, y entonces me esfuerzo un poquito.
Tampoco pido explicaciones ni suelo darlas sobre cosas para mí obvias. No todos tenemos las mismas necesidades, pero he aprendido que de vez en cuando merece mucho la pena decir algo que se da por sentado.
Buen blog.

H. dijo...

Uh, absolutamente identificado con todo esto, y hasta las narices de exactamente lo mismo. En mi caso la pregunta que estoy aborreciendo, por retórica e improcedente, es “¿te sigo gustando?” a lo que uno no sé si contestar “si no, no estaría aquí” o salir pitando para aprovechar mejor el tiempo.
¡Basta de escarbar en obviedades!

Elena dijo...

Es curioso lo poco preparados que estamos para las respuestas negativas: -me quieres? no, y ya está, la persona preguntona hundida en la miseria... solo hay que preguntar si somos capaces de asumir cualquier respuesta... Yo reconozco que soy preguntona, pero porque quiero saber la respuesta, sea la que sea. Porque para lo que uno es obvio, quizás para el otro no lo es.

Peasho dijo...

No estoy de acuerdo, pues presuponer una respuesta o no querer escuchar según que respuestas es engañarte a tí misma... si no hay comunicación, no hay feeling y no hay confianza... es una de las bases para una relación... a no ser que quieras tener una relación más bien frívola y poco comprometida.

Un besito!!

Elvira dijo...

Me ha parecido buen argumento el de Duczen, pero no puedo decir que no esté de acuerdo con Amaranta. El contenido de tu conversación, me suena igual que alguien me dijera: "No te enamores de mi", porque no sabría que creer, y pensaría que me cree inmune a sus encantos, que parezco una desesperada por amor, o demasiada autosuficiencia...aunque en el fondo realmente loq ue desee es no hacer daño.

Besitos

HSolo dijo...

Podría ser peor, te lo podrían preguntar en "El diario de Patricia"

Y ahora dime, que no sabes de qué te hablo...

Besos

PD: no vale mirar la hora de mi comentario, es casualidad.

alex- dijo...

Respecto a esas preguntas,como decía mi padre, quien quiera saber que se vaya a Salamanca.
Un besazo Reich.

abeja-maya dijo...

Para varias estoy totalmente de acuerdo contigo.
Si es que los sabios sabían lo que decían: "Si lo que vas a decir no es mejor que el silencio mejor no lo digas".

Un besito.

Maria dijo...

Bueno, hay veces que las preguntas sí son necesarias y también las respuestas, aunque no sean las que te gustarían. Especialmente en ese caso son necesarias, yo creo.

Surlaw dijo...

Qué radical eres, Reich. Hay respuestas a preguntas no formuladas que cumplen un papel muy loable. Creo que entiendo lo que dices cuando te refieres a las estúpidas, pero me parece que generalizas indebidamente. Desde luego, si algún día te conociera de verdad, procuraría no cocinar para tí ni tampoco sufrir un contratiempo en el momento en el que fuese a llamarte, ya que lo siguiente sería inevitable.